martes, 14 de febrero de 2012

Asylum


Asylum
4.964 palabras

Un grupo de estudiantes de 16 años van a visitar a un manicomio, cuando, de repente. Algo sucede, y quedan encerrados ahí con un acecino suelto.


Es un día cálido, parcialmente nublado con nubes gris claro, dejando que el sol remoje con su suave calor a cualquier persona, y dejarlo con una buena vibra y feliz. Qué hermoso día para visitar un manicomio, ¿no crees?

Pero, ciertamente, ¿quién visitaría a un manicomio en un día así? Bueno, no es como si tuvieran opción. Una clase de niños de 16 años no deciden a donde ir a estudiar psicología.

- bien, ya casi llegamos al lugar - dice el profesor. Quien es el que también conduce el bus donde va todo el mundo. Es de una estatura normal, como unos 1,69. Con un típico uniforme de profesor con corbata. Tiene unos ojos grises con anteojos. Y un pelo anaranjado, que es cortó con forma del de un payaso.

El autobús solo tenía a 14 alumnos. Ya que el resto de la clase se "enfermo gravemente". Específicamente en el segundo asiento de la izquierda. Un chico y una chica conversan alegremente, contando chistes y riendo.

La chica se llama "Adielle Adams" es de como 1.68 de altura, con un cabello marrón-claro y atado con un listón, con unos ojos marrones del mismo tono de su cabello.

El chico, llamado "James Carol" es como de unos 1.74 con un cabello negro y corto. con unos ojos negros claros-pero no lo suficientes para ser grises.

Todos parecen felices, alegres, algunos aislados, no hablando y otros demasiado conversadores. Uno en especial, llamado "Thomas Allen", de unos 1.70, cabello corto y negro, así como sus ojos. Esta literalmente haciendo bromas en el bus, como ponerle el celular a todo volumen con música Metal en la oreja de una chica.

Pero, considerando el lugar a donde se dirigen, la actitud que están tomando es la opuesta a la de todos los médicos que van a ese lugar una vez a la semana.

El problema no es el clima, o el terreno, o los internos. Sino el lugar en sí. El edificio es como un laberinto, con tantos pasillos que pueden dar a cualquier parte. El solo ver el edificio desde lo lejos te pone los pelos de punta de lo mal mantenido que esta. Y, además, las puertas son especializadas, solo se abren desde una sala de control, que también abre las puertas de los internos.

- bien, llegamos, niños - dice el profesor, estacionándose en frente del edificio y bajándose del bus. Casi de inmediato todos los alumnos proceden a bajar también.

- pero que aburrimiento - dice una chica, de pelo semi purpura y largo, de ojos verdes y de unos 1.69 de altura. Su nombre es "Anna Ferrer". Mientras habla mastica un chicle siempre con la boca abierta, durante todo el viaje al parecer ha mantenido sus brazos siempre entrecruzados, con el seño fruncido y una cara de aburrimiento.

Una vez que entran al lugar, la mayoría se asusta, o se sorprende. Depende de la persona. Al ver las paredes de los pasillos con varias manchas de sangre seca. Los pasillos están mal mantenidos, con o manchas de sangre o pintura caída. Eso sí, hay varias latas de pintura de plomo tiradas por doquier, algunas con pintura, otras vacías.

Mientras caminan ven a varios de los internos, algunos revoloteándose por el piso, otros golpeándose con la pared, otros lamiéndose las piernas.

- como ven, niños - dice el profesor, cerrando la puerta - estas personas no están en un estado mental estable, como nosotros. No pueden ni quedarse quietos sentados, ni leer un libro. De hecho, no pueden ni agarrar un libro ni por unos 5 segundos -

- oiga. Pero, ahí hay uno sentado en una silla leyendo un libro - dice James, apuntando hacia una puerta que hay en frente, en un lugar donde hay dos pasillos que llevan a la izquierda o la derecha.

- no, ¡no le apunten! - dice el profesor, un poco exaltado - ese es increíblemente peligroso -

- ¿por qué? - pregunta Adielle

- no lo sé, pero el dueño me especifico tener cuidado con el especialmente -

De repente. Se oyen unos pequeños "toc, toc.toc, toc"
- esta... ¿tocando su ventana? - dice un chico, de unos 1.76 de altura, con un cabello y ojos cafés. De nombre "John Smith". Apuntándole a la ventana del chico aquel del libro

- no, es código Morse - dice una chica de cabello rojo y largo, de unos 1.60 de altura y con ojos verdes-claros. De nombre "Diana Walker" - déjamelo a mí, después de todo, soy la presidenta de la clase -

En ese momento, ella empieza a escuchar cuidadosamente los golpes del chico, hasta encontrar un patrón de repetición y luego traducir este.

- "Hola Mi Nombre Es Clive" - dice ella, sorprendida del mensaje

- ¿que no era que no podían hacer nada cuerdo?, ¿entonces como demonios consiguió hacer un mensaje codificado? – dice un chico de unos 1.70, de cabello negro y ojos grises. De nombre “Marcus Wright”

- que importa - dice Anna - ¿qué tal si mejor vamos a explorar el lugar? -

- n-no c-creo q-q-que sea una b-buena idea - dice un chico, tartamudeando, de unos 1.68. con un cabello y ojos negros. De nombre "Ivan Rogers" -

- que puede pasar, de todos modos, las puertas de estos tipos están cerradas - dice un chico, de unos 1.74. De ojos azules y cabello rubio. De nombre "Chris Evans"

- bien... pero vayan en grupos - dice el profesor - entonces Adielle con James, Thomas con Anna, Claire con Chris, John con Ashley, Marcus con Alice, Diana con Steve, y Ivan con Agatha -

Justo en ese momento todos agarraron a su pareja y se fueron a pasillos diferentes. Excepto Adielle. Ya que James no estaba por ningún lado.

Ella, preocupada, empieza a buscar por todas partes. Hasta que escucha un "toc, toc, toc", como el de antes, detrás de ella.

Ella ve un mensaje escrito con marcador en la ventana de “Clive” que dice "Se fue por allá" con una flecha que da al pasillo izquierdo.

Adielle se acerca a su ventana y grita gracias. Pero al parecer Clive no le escucha. Entonces, Clive se acerca a la puerta de su cuarto y, para la sorpresa y el miedo de Adielle, este abre su cuarto como si fuera una puerta normal, sin cerrojo.

- hola, mi nombre es Clive - dice el, poniendo su mano en frente de el como para saludar. Clive es de unos 1.71 de altura, con  cabello negro y unos ojos con una combinación de negro y blanco, pero no gris.

- el mío es Adielle - dice ella, estrechándole la mano, ahora un poco más calmada

- si quieres te puedo ayudar a buscar -

- ah, eh, es que... -

- te dijeron específicamente que tuvieras cuidado mío -

Adielle se sorprende un poco con su respuesta - s..Si -

- bueno, en ese caso solo me quedare aquí leyendo mi libro - dice el, sentándose en frente de su habitación, abriendo un libro que tenía en la mano

- ... creí que los locos no podían leer -

- ni hablar en código, ni escribir derecho, ni mantener una conversación normal, ni saber la diferencia entre abajo y izquierda -

- y... ¿es bueno el libro? -

- supongo, no sé, solo voy por la pagina 3 -

- bueno... supongo que me puedes acompañar, si no estás tan loco -

- ah, no señorita. Loco, loco estoy. Pero no soy tonto - dice el, levantándose y agarrando su libro. y luego caminando junto a ella al pasillo aquel.

-------------------------



Su búsqueda, y en general la exploración de todos, es interrumpida por un gran grito, que parece proceder de una niña, y de la puerta principal.

Todos corren apresurados hacia la puerta principal, Adielle y Clive se encuentran a James en el camino. Que está un poco confundido de que el la este acompañando.

Y, cuando llegan. Una cara de horror les asecha a todos. justo en frente de la puerta principal, bajo un montón de sangre, está el cuerpo decapitado de su profesor.

Del horror, lo primero que hacen es tratar de abrir la puerta para salir. Pero está completamente cerrada. Luego, algo peor ocurre. Todas las puertas de los internos, casi como de la nada, se abren todas.

Ante tal confusión y horror, no pudieron evitar notar que Clive estaba fuera de su celda todo el tiempo. Y, obviamente, proceden a culparlo a él del asesinato.

-¿¡tú lo hiciste, verdad!? - dice Marcus - ¡el nos pidió el tener cuidado contigo, y ahora nos encerraste aquí! -

Muchos gritan un "¡sí!" luego de tal acusación, pero Adielle procede a defenderlo

- pero, ¡el estaba conmigo todo el tiempo! -

- ¿¡pero es que estás loca!? - dice James - ¿¡no ves que es un maniático peligroso!? -

- ¡el me dijo dónde estabas! - responde ella, y los dos comienzan a discutir.

- pero, ¿cómo logro salir de su celda? - dice una chica con anteojos, de unos 1.54 de altura, con cabello café y largo, de ojos negros. Llamada "Claire Thompson"

- estaba abierta - dice Adielle, parando de discutir

- entonces... es posible que otras puertas además de la de el estén abiertas - dice un chico con una voz muy baja, de unos 1.69, de cabello negro y ojos cafés, llamado "Steve Baker". Este casi nunca habla, por eso les sorprende que diga algo

- no, mi puerta es la única que siempre está abierta. Las demás se cierran automáticamente por la sala de control, incluyendo la principal - dice Clive

- entonces, ¿podemos abrir la puerta desde ahí? - dice una chica, con una voz alegre, de unos 1.60 de altura, de cabello rubio y largo, con ojos cafés, llamada "Ashley Williams"

- sí, si saben la contraseña -

- entonces iremos yo, Marcus y Steve a abrir esa cosa - dice Chris - Steve es un genio de las computadoras -

- heh, como sea - responde Steve, con una voz fría

- la sala de control esta por el pasillo a la derecha. Solo sigan derecho hasta que vean un letrero que diga sala de control - dice Clive

- ¿y tendremos que pelear con los locos? - dice una chica, emocionada, de unos 1.61, de cabello rojo y corto, con ojos azules. De nombre "Agatha Burnside"

- no, son inofensivos para los demás, solo se golpean a ellos mismos -

- entonces creo que no hay problema - dice Chris, cuando se va hacia el pasillo junto a Marcus y Steve, hasta que su silueta se confunde con la de los internos locos

- ¡tengo una idea! - dice de repente Agatha - hay guardias aquí, ¿no?, que tal si los buscamos y les pedimos ayuda; o, mejor, ¡agarramos las armas de los guardias!, ¡bang, bang, bang! -

- que le sucede - dice Clive a James

- es... un poco "Extrema" - responde este

- bien, entonces ustedes tres pueden ir por allá, y nosotros iremos por este pasillo -

- me parece bien - dice Anna - después de todo, no querría estar junto a esta tonta nunca, dice, apuntando a Adielle

- hey, deja de molestarme, no ves en la situación en la que estamos, ¡hay un acecino suelto! - dice Adielle respondiéndole

- ¿ah?, ¿estás molesta porque te robe al novio el año pasado?, bueno, era muy lindo para ti -

- solo lo hiciste para molestarme, ¡lo desechaste al tercer dia! -

Las dos comienzan a discutir y a gritarse fuertemente

- que pasa con estas dos - le pregunta Clive a James

- meh, son "rivales", la verdad se odian a muerte -

- bueno, no hay tiempo de discutir con una tonta - dice Anna - vámonos -

- ¿ah, que, cuando?, perdón tenía mi mente en otra parte - dice una chica, de unos 1.57 de altura, con cabello café y corto, con ojos azules claros. De nombre Amy Harris.

- como siempre - dice Anna, y todas se van por el pasillo hasta que su silueta se confunde con las de los internos

- ¡no la soporto! - grita Adielle, mientras caminan los tres por el pasillo

- aun así, yo que tú me cuidaría la espalda - dice Clive

- ¿por qué?, ¿por qué hay un acecino suelto? -

- sí, y porque, y estoy seguro que algunos ya lo dedujeron, es uno de ustedes catorce -

---------------------

El lugar es tan amplio y confuso, que hasta agarrados de las manos se perdieron ambos equipos.

Claro que, todos fueron interrumpidos por unos gritos increíblemente grandes provenientes de la voz de una niña.

"¡No! ¡Basta!, ¡no!, ¡NO,BASTA!"

Una vez que todos llegaron, hasta los que fueron a la sala de control, ya era muy tarde. Estaban ahí los cuerpos de Ashley, y John.

John tuvo una muerte limpia, una sola apuñalada en la espalda. Pero, Ashley, tuvo unas 7 apuñaladas que variaban desde su pecho, hasta su estomago. Luego de una exanimación un poco más profunda, se ve que luego de ser apuñalado, John trato de proteger a Ashley, solo para ser apuñalado en la mano, y luego dejar un último mensaje que dice "A.W+J.S" encerrado en un corazón.

- profundo, pero un desperdicio de mensaje mortuorio - dice Clive, observando la marca de sangre dejada por John

- de que hablas, ¡es lindo y tierno! - dice Alice

- pero es un desperdicio, podría habernos dicho quien es el asesino, y, además, que importa ser lindo y tierno si estás muerto -

- bueno, como les fue en la sala de control - pregunta James a Chris

- no sirve, está completamente destruida, como hubieran masacrado con un cuchillo a la computadora -

- bien, entonces, que hacemos. Hay un acecino suelto... y por lo que sabemos podría ser uno de nosotros - dice Chris

- que tal si agarramos a los locos-y los hacemos golpearse contra la puerta hasta que se abra - dce Thomas, haciendo una demostración con sus manos

- esa puerta no se abre con nada - dice Clive - solo desde afuera o desde el panel de control. Tendremos que esperar a que los médicos lleguen en 2 días a traer más comida. -

- bien, entonces, ¡nadie se separa! - dice Chris

Y todos se juntan, como una pequeña armada.

- esto no va a funcionar - dice Clive

- ¿por qué? - pregunta Agatha

- son las 12:30. Hora de almorzar, por eso se abrieron todas las puertas y se cerraron las principales -

- y, ¿porque eso significa que esto no va a funcionar? - pregunta Marcus

- mira al frente -

Todos se asustan y se enloquecen un poco al ver el pasillo del frente. Un montón de internos corriendo hacia ellos por el pasillo, corriendo como, obviamente, verdaderos lunáticos. Corriendo de tal manera que se llevan a todos ellos por delante.

- ¡dijiste que eran inofensivos! - dice James a Clive

- ¡y no mentí! - responde este - ¡No te están golpeando, o si! - y todos se separaron. una vez mas

---------------------

Una vez más. Las 7 personas fueron reunidas por un grito. Pero esta vez más bien un grito de que vengan las personas, y no de ayuda.

Cuando llegan, ven a Thomas, en frente de un Cadáver, el cadáver de Marcus para ser exacto

Chris primero tiene una herida profunda en la pierna, mostrando como para evitar que escapara, pero, viendo las manchas de sangre que hay por un pasillo. Aun así corrió bastante, como un buen atleta

- murió... ¿de desangramiento? - se pregunta Diana

- no, de un cuchillazo en la parte trasera de la cabeza - dice Thomas, apuntándose a su parte de atrás de la cabeza

- dime, ¿de casualidad Alice estaba enamorada de Marcus? - pregunta Clive

- sí, ¿por qué? - dice Adielle

En ese momento, Clive apunta a un cuarto cerca del cadáver, y todos se sorprenden y aterran con su contenido. Esta Alice, ahorcada con una cuerda

- se... ¿suicido? - dice Agatha

- pero... ¿donde consiguió la cuerda? - dice Chris

- la cuerda siempre ha estado colgando ahí, solo necesitaba hacer el nudo - dice Clive

James en ese momento, esta temblando. Temblando de miedo quizá, o tal vez de otra razón

- ¿estás bien, James? -

- s-si, solo me dio un escalofrió -

- e-entonces c-reo que d-d-deberíamos seguir las h-huellas dejadas por M-M-Marcus - dice Ivan

- ¿por qué? - pregunta Diana

- p-p-porque en u-na no-no-novela de misterio q-que estoy e-e-escribiendo e-e-encuentran una pista siguiendo las h-h-huellas -

- vaya, no sabía que escribías, espero que al menos no escribas como hablas, jajá - responde Thomas

Ellos proceden a seguir las huellas hasta llegar a su punto de origen. otra vez miedo llega a sus caras.

En vez de una pista. Encuentran otro cadáver. El de Anna para ser exacto.

Pero este tiene algo diferente, esta brutalizado, con muchas marcas de apuñaladas, demasiadas, de hecho

- a-a-así que entonces, M-Marcus vio al a-a-acecino matar a A-Anna, y E-este l-l-lo mato p-p-para silenciarlo y-y-y c-c-uando Alice vio e-e-el cuerpo, s-se s-suicido - dice Ivan, deduciendo de sus experiencias con novelas de misterio

- ya no soporto mas esto - dice Steve, dirigiéndose a un pasillo

- hey, calma, Steve - dice Chris ya sé que no te agrada la gente y que hay un as- -

- ¡me importa una mierda el acecino! ¡No soporto el oírlos hablar un segundo más! - y se va por el pasillo, bebiendo un poco de un termo que tenía en la mano

- no importa. Es muy débil para ser el acecino de todos modos - dice Thomas

- y si se muere, es su problema - dice Clive

- en fin. No hay mas "horarios locos" por ahora, ¿no? - pregunta Chris

- no, solo está la cena, y eso es a las 7:00. Son las 12:55 -

- bien, entonces, nadie se separa - dice Chris. y los 6 se juntan otra vez, y comienzan a caminar por los pasillos.

-------------------------

Pasaron unos 15 minutos. y el grupo aun seguía junto. Sin ningún problema en absoluto. Hasta que llegaron a un pasillo, sonde las caras de horror volvieron a azotar al grupo.

Un nuevo cadáver, esta vez de Steve. Estaba tirado en el piso, con liquido de su termo derramado por todas partes. El no tenía ninguna herida en absoluto, solo espuma en su boca.

- entonces... ¿ninguno de nosotros es el acecino? - dice Diana, razonando

- no te apresures - dice Clive - después de todo, se murió por envenenamiento, y la verdad, cualquiera pudo haber puesto el veneno  en el termo de este sujeto -

- t-t-tiene razón - dice Ivan - al p-p-parecer colocaron p-p-pintura de plomo en s-su t-t-termo -

- ¡eso significa que no está muerto!, ¡solo en coma! - dice James

- sí, pero para cuando llegue la ayuda estará muerto. No cambia nada - responde Diana

- un momento... solo son 6 - dice Clive

- sí, éramos 7 pero Steve se murió -

- no, ustedes eran 15. Hasta ahora han muerto 8, con eso quedan 7 -

- es verdad... ¡un momento!, ¡¿y Amy?! - dice Thomas

- no se... creo que no estaba cuando descubrimos a Marcus - dice Claire

- ¡entonces...! - responde Chris - bien, ¡la vamos a buscar, pero nadie se separa! -

Y todos salieron corriendo en busca de ella

--------------------------

A los 7 minutos aproximadamente, estaban buscando por un corredor sin salida.

- qué extraño - se dice Clive a si mismo

- ¿qué cosa? - pregunta Diana

- ese baño estaba cerrado, y ninguno de los internos se acercan a este lugar -

Todos entran al baño, es un baño muy mal mantenido, si es que lo fue, tiene oxido por todas partes y todas las bañeras están sucias.

- hey, ¿esa bañera debería estar tapada con ese pedazo de metal? - pregunta Chris

- no, no debería, eso es una puerta de uno de los inodoros -

Thomas y Chris remueven la tapa, y, para sus expectativas y sorpresa, está el cuerpo de una chica boca abajo

- maldición, es Amy - dice Thomas, sacándola del agua - la dejaron aquí y la taparon con esto para que no saliera -

De repente, se escuchan unos gritos de la nada

"¡ven asesino, no te tengo miedo, pelea como hombre!"

- ¡es la loca de Agatha! - dice Thomas

- ¡rápido, vamos! -

Cuando todos van a ver de dónde proviene ese ruido, logran ver a Agatha armada con un tubo de metal
- ¡hey, baja eso!, ¿¡quieres que te maten?! - dice Diana

- ¡yo soy la que lo va a matar a él! -

Ellas discuten por un rato, de tal manera que no se dan cuenta que todos los bombillos empiezan a parpadear.

- bien, bien, me calmare - dice Agatha, soltando el tubo de metal

- ¿por qué parpadean las luces? - pregunta James

- debe ser por los cuchillazos de la computadora, también controla las luces - dice Clive

Y de repente, se va la luz. y, debido a que solo hay 8 ventanas en todo el edificio, el lugar queda completamente obscuro.

En la obscuridad, se logra distinguir un sonido en especial. "¡BANG!" y luego varios sonidos metálicos seguidos.

Cuando regresa la luz, una vez más el asombro y el horror llegan a sus caras. El cuerpo de Agatha está tirado en el piso, con una gran herida en su cabeza, y el tubo metálico manchado de sangre junto a ella

- maldición... ¿otra vez? - dice Thomas

- pobre Agatha - dice Claire

Luego de eso, las luces vuelven a parpadear

- ¿¡cuánto más va a seguir esto?! - grita Chris

Luego, se vuelven a apagar las luces.

Esta vez, el sonido es el grito de una persona

Cuando regresa la luz, ven a Ivan con un cuchillo clavado en su corazón.

Ivan camina lentamente hacia atrás hasta golpear una pared, y luego se arrecuesta a ella mientras cae al piso

- ¿¡Ivan, escúchame, viste quien te acuchillo?! - pregunta Dana

- asgrajffeaafafafasyp -  es lo que responde, debido a la sangre se sale de su boca, pocos segundos después, se desmaya y muere.

Luego, los bombillos explotan. y todo queda cubierto en obscuridad.

-------------------

Los restantes caminan por la obscuridad, sin separarse. Logran caminar en la obscuridad ya que sus ojos ya se acostumbraron.

- ¿cuánto falta para llegar a la cocina? - pregunta Thomas

- poco - responde Clive, vagamente - la verdad, ya llegamos -

Entran por una puerta a la cocina, no se ve bien porque está a obscuras, pero es como una cocina de cafetería común. Con varios estantes, estufas y un horno.

Ellos se ponen a buscar comida, encuentran pizzas congeladas, refrescos, y hamburguesas. y comen como si fuera un festín.

Pasan una media hora comiendo y relajándose, a la luz de tres velas.

- bien, creo que mejor nos vamos de aquí. Estamos rodeados de armas potenciales - dice Chris, y todos proceden a la puerta

- ya los alcanzo, me faltan mis lentes - dice Claire, que se tira al piso en busca de sus gafas.

Ya todos están a una distancia considerable.

- ya se, mejor me llevo una vela - dice Thomas, tomando una vela, luego, agarra una mecha de una caja de mechas, la prende y...

Los que estaban ya a una distancia considerable quedaron todos atónitos por el ruido de explosión, cuando se voltearon, había un gran incendio detrás de ellos.

- Claire... - es lo único que dice Chris, una, y otra vez. Observando el incendio

Los aspersores proceden a bañar el lugar con agua para apagar el incendio, esto funciona, pero muy tarde porque. Antes de que el incendio se apagara. Chris ya había entrado en demencia y corrido hacia las llamas infernales.

- solo quedamos nosotros... - dice Dana, pero se sorprende al ver que no hay nadie cerca de ella. Ella da un suspiro, y se levanta del piso. Cuando de repente le llega un cuchillo a la espalda.

-------------------

Adielle corre incesante por los pasillos, hasta oye unos pequeños murmullos dentro de una habitación. Esta es una de las pocas habitaciones con ventana. Ahí, se sorprende al ver lo que hay ahí. Esta James, en posición fetal, junto a la cabeza de su maestro.

- james... ¿por qué? - dice ella

- no lo se... no lo se... cuando me perdí aquí dentro, vi tantas cosas, oí tantas cosas, se me abrieron los ojos. Entre en desesperación y cuando vi al maestro... solo pude ver a un acecino, creí que me iba a matar, y vi un cuchillo en el piso... e hice lo que tenía que hacer -

- y... ¿por qué John y Ashley? -

- ella me vio cuando trate de ocultar la cabeza... así que la tuve que eliminar, luego llego John, y vio el cuerpo de Alice y la cabeza, así que tuve que esconder la cabeza en las sombras y luego acabar con John... -

Luego. Se escucha por todo el manicomio el grito de dolor de james.

--------------------

Clive camina por el manicomio, hasta encontrarse con Adielle

- James es el acecino... al parecer se clavo a si mismo su cuchillo luego de que lo descubrí. en fin, ya no hay de qué preocuparse -

- tsk, tsk, tsk - dice Clive, avanzando, y Adielle lo sigue - temo que no puedes salir de aquí -

- ¿¡que!?¿¡Porque?! -

- esto es un manicomio, aquí es donde pertenecen los locos -

- ¡pero yo no soy uno! -

- ¿ah sí?, primero, aprovechaste el hecho de que había un acecino suelto, y mataste a Anna -

- ... -

- eso en si ya está loco, además mataste a Marcus para cubrir tu crimen, lo que llevo a Alice al suicidio -

- es que... en verdad la odiaba -

- aun así, la mataste. Pero, eso no fue lo más loco. ¿Lo disfrutaste, verdad? -

- ¿d-de que hablas? -

- no tenias razón para envenenar a Steve, ni ahogar a Amy, ni golpear a Agatha, ni acuchillear a Ian, ni dejar el gas encendido para que cuando  Thomas prendiera la mecha que tu pusiste ahí explotara, ni para acuchillar a Diana -

Clive se para en frente de un cuarto que tiene ventana, y Adielle le sigue y mira por ese cuarto, y ve a James con un cuchillo clavado en el corazón

- ni matarlo a él, tu mejor amigo -

Adielle se tira al piso en lágrimas al escuchar todo eso

- ¿sabes porque estoy aquí?, porque yo veo cosas, cosas sobre la gente, veo lo que ellos no quieren saber de ellos mismos, lo que ellos ocultan, los llevo al suicido. las personas son debiles en ese aspecto, por eso crean reglas para evitar que la gente vea estas cosas, y aquella persona que vea el mundo de otra manera es llamado loco y encerrado en un lugar como este.
La mayoría de las personas sufren una destrucción mental al ver el mundo de esta manera, y actúan de la manera como actúan los locos normales, otros se quedan calmados y quietos, pueden hablar y conversar, estos son llamados los más peligrosos, ya que son los que pueden herir a las personas - dice Clive, caminando lejos de Adielle, dejándola de rodillas ahí, con sus pecados tormentandola.





------------------------

La rutina en el manicomio vuelve a la normalidad. Los bombillos fueron reparados, y los médicos le avisaron a las familias sobre lo sucedido.

Adielle se queda en posición fetal, en el mismo cuarto donde asesinó a James. Y Clive, como siempre, lee un libro en su habitación, calmado y sin preocupación.

Es un día cálido, parcialmente nublado con nubes gris claro, dejando que el sol remoje con su suave calor a cualquier persona, y dejarlo con una buena vibra y feliz. Qué hermoso día para vivir en un manicomio, ¿no crees?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entrar